ARGENTINA II
[INICIO] - [ARGENTINA] [ARGENTINA I] [ARGENTINA II] [ARGENTINA III] [ARGENTINA IV]



 

Domingo 16.01.05  2230 hs  Desde Mar Azul (litoral marítimo de la Provincia de Buenos Aires)

Han pasado 24 días desde que llegamos a Buenos Aires después de nuestro recorrido por Paraguay, Uruguay y Brasil. Este tiempo nos ha servido para reunirnos con amigos y familiares, recorrer lugares de la ciudad que nos traen recuerdos de cuando aquí vivíamos hace ya algo más de 18 años, hacerle tareas de mantenimiento al Toyota y compartir unos días de vacaciones con amigos. Hay que tener en cuenta que en el hemisferio sur, enero y febrero son los meses de pleno verano.  

El jueves 7 de este mes nos reencontramos con José Santacara, el vasco que está haciendo un viaje similar al nuestro y a quien conocimos en diciembre de 2003 en el norte de Pakistán (ver la crónica Pakistán III). Nuestro segundo encuentro fue en Bangkok en julio de 2004 (crónica Tailandia I, 12.07.04 Desde Ko Lanta), y ahora por tercera vez nuestros caminos vuelven a cruzarse, esta vez en Buenos Aires. 

El martes pasado fuimos con la madre de Luisa y su marido hasta Santa Rosa, capital de la Provincia de La Pampa, ubicada a 610 kms al suroeste de Buenos Aires. La madre nació en Santa Rosa y llevaba más de 50 años sin volver, de hecho desde que se fue a vivir a Buenos Aires nunca había regresado a su ciudad natal. A pesar del tiempo transcurrido reconoció varios lugares de su infancia, como por ejemplo las dos escuelas a las que asistió, la plaza central de la ciudad y el ambulatorio (sala de primeros auxilios), y si bien la edificación cambió totalmente, pudo al menos ubicar el lugar en donde había vivido durante aquellos años. 

Fuimos también hasta Carro Quemado, un pueblo anclado en el pasado, ubicado a 100 kms de Santa Rosa y en donde nació en el año 1900 el padre de Luisa. Desde ahí recorrimos otros 150 kms por caminos de arena hasta llegar a Chacharramendi, un pequeño pueblo de 150 habitantes. Es la zona que se conoce como Pampa Seca debido a la falta de agua y a la escasez de lluvias.  

Allí visitamos la Pulpería de Feito (almacén de ramos generales), hoy declarada sitio histórico, que se conserva igual que cuando funcionaba entre los años 1899 y 1966. Estar allí fue igual que trasladarse en el túnel del tiempo, todo está como en aquella época cuando el lugar servía de centro de reunión y aprovisionamiento y también como oficina de correo. Puede verse correspondencia no entregada de los años 1906 y 1907, libros de contabilidad con el registro de entrada y salida de mercadería, libretas en donde se apuntaban las ventas diarias, envases de bebidas y galletas, periódicos y toda una serie de elementos que reflejan cómo era la vida hace muchos años en las pampas argentinas.

El viernes regresamos a Buenos Aires y ayer sábado vinimos con unos amigos a Mar Azul, en donde alquilamos una casa hasta finales de enero. Ubicado a 430 kms al sur de la capital, es un sitio muy tranquilo, con poca gente, una zona boscosa con calles de arena y al menos aquí no sufriremos el calor insoportable de Buenos Aires. A mediados de febrero continuaremos con nuestro viaje por América en dirección al sur argentino y chileno.    




Carro Quemado, Provincia de La Pampa

Pulpería de Feito en Chacharramendi, La Pampa


Durante más de 2 horas en la Pulpería, el Sr Hernandez nos relató historias del lugar

 

Santa Rosa, La Pampa, homenaje popular a Bairoletto. En el año 1919 se enamoró de la mujer que también pretendía un policía. Éste lo encarceló y lo obligó a marcharse del pueblo. Lejos de aceptarlo, Bairoletto lo mató y se transformó en bandido del estilo Robin Hood, de ahí que fuese muy querido y protegido por la gente. Cuando finalmente se vió acorralado por la policía, se suicidó. Su mujer, Thelma, aún vive en La Pampa. 

Estos campos de girasol se encuentran en la zona conocida como Pampa Húmeda. Aquí también abundan los cultivos de soja y maíz. En la Pampa Seca predominan los caldenes, chañares y arbustos. Al no ser aptos para el cultivo, los campos se utilizan para la cría de ganado. En esta región las lluvias son escasas y los campos que poseen agua en sus capas subterráneas pueden considerarse privilegiados.

Santa Rosa, Palacio del parque Luro. En la década de 1910 la familia de Pedro Luro, casado con una hija del presidente Roca, construyó el palacio y un coto privado de caza para invitar a sus amigos de la alta sociedad europea, emulando las cacerías que allí se llevaban a cabo. El palacio contaba con calefacción central y el mobiliario fue traído de Europa. Es una muestra del despilfarro y la acumulación de riqueza que caracterizaba a la alta sociedad argentina, y que perdura hasta nuestros días.  

 


Sábado 05.02.2005 16:00 hs  Desde Buenos Aires

El lunes 31 de enero dimos por finalizada nuestra estancia en Mar Azul. Fueron dos semanas compartidas con amigos aprovechando el período de vacaciones y la temporada de verano en el hemisferio sur del continente americano. Es necesario aclarar que las playas argentinas distan mucho de poder ser calificadas como paradisíacas. Diversos factores influyen para ello, aunque la razón principal es el clima que hay por estas latitudes.

El fuerte viento no dejó de soplar prácticamente nunca, tal es así que en Villa Gesell, la segunda o tercera playa más concurrida de la costa argentina y ubicada a sólo 12 kms de donde estábamos, murió un joven de 16 años cuando una sombrilla voló unos 20 metros, chocó contra el cuerpo de la madre y fue a dar contra el chico, clavándosele una varilla en la cabeza. Increíble pero cierto.

Ayer viernes llevé el Toyota a una concesionaria oficial por problemas en la dirección y por un ruido extraño relacionado con el embrague. También quería cambiarle nuevamente la correa de distribución, porque si bien ya lo habían hecho en Malasia, en aquella oportunidad me hicieron una chapuza con el embrague y no quería correr el riesgo de que hubiesen hecho lo mismo con la correa. Por suerte un amigo nuestro, Mario Rizzo, viajaba a Buenos Aires y nos la trajo, porque aquí no hay recambio para este motor.

Nos queda mucho camino aún por recorrer en Argentina. Se trata de un país con muchos lugares interesantes para visitar, aunque las distancias sean enormes y a veces aburridas como cuando uno viaja por las llanuras pampeanas o por la Patagonia. Para conocer realmente este país hay que salir de Buenos Aires ya que la capital no es el reflejo de la Argentina ni mucho menos. 

Se trata de un país política y económicamente centralizado que sólo mira hacia la capital, mientras que el término "Federal" que aparece en la Constitución, en la práctica no deja de ser una palabra vacía de contenido. Entre otras cosas existe una enorme desigualdad en la distribución de los recursos del Estado, y las posibilidades de educación y trabajo de los habitantes de la capital son muy superiores a la de la gente que vive en el resto del país. Buenos Aires es el escaparate, pero la verdadera Argentina está en el interior.

Excepto algún contratiempo de última hora, el lunes 14 o el martes 15 dejaremos Buenos Aires para dirigirnos hacia el sur de argentino y chileno.
   

 


Mar Azul, un lugar tranquilo rodeado de bosques y calles de arena


Encuentro en Buenos Aires con José Santacara, el vasco al que conocimos en el norte de Pakistán en diciembre de 2003 y que está haciendo un viaje como el nuestro

Imágenes tomadas en la calle peatonal Florida, en el centro de Buenos Aires. Malabaristas del balón,  tangueros y cuentachistes hacen gala de sus artes a lo largo de la peatonal. Para muchos es su único medio de vida y para los paseantes una forma de distracción