CHILE
[INICIO] - [ARGENTINA] [PARAGUAY] [BRASIL] [URUGUAY] [CHILE]

 

 


   CHILE I





 

 

 

 

PRIMERA ETAPA - Extremo Sur de Chile

Llegada: 
miércoles 23 de febrero de 2005 (desde El Calafate, Argentina)
Salida:  domingo 27 de febrero de 2005 (a Tierra del Fuego, Argentina)
Recorrido:
Puerto Natales, Parque Nacional Torres del Paine, Punta Arenas, Porvenir (isla de Tierra del Fuego) y San Sebastián.  Total: 1.819 kms recorridos en 4 días de viaje.

SEGUNDA ETAPA - Carretera Austral

Llegada: jueves 10 de marzo de 2005 (desde Los Antiguos, Argentina)
Salida:  sábado 12 de marzo de 2005 (a Trevelin, Argentina)
Recorrido:  Paso Río Jeinemeni, Chile Chico, Puerto Tranquilo, Coihaique, Puyuhuapi y Futaleufú. Total: 911 kms recorridos en 2 días.

TERCERA ETAPA - Ruta Panamericana

Llegada: lunes 14 de marzo de 2005 (desde Bariloche, Argentina)
Salida: viernes 18 de marzo de 2005 (a Zapala, Argentina)
Recorrido: Paso Cardenal Antonio Samoré, Osorno, Puerto Montt, Isla Grande de Chiloé (Ancud, Castro y Chonchi), Puerto Varas, Frutillar, Puerto Octay, Lago Ranco, Futrono, Valdivia, Lautaro, Lonquimay y Paso Pino Hachado.  Total: 1.565 kms recorridos en 4 días.



      
         E X T R E M O    S U R    D E    C H I L E



El miércoles 23 de febrero dejamos El Calafate y después de recorrer casi 250 kms llegamos a la frontera con Chile. En lugar de cruzar por Cancha Carrera, lugar más próximo al Parque Nacional de las Torres del Paine, lo hicimos por Río Turbio ya que nuestra idea era pasar la noche en Puerto Natales y visitar el parque al día siguiente. Cuando estábamos cargando gasoil antes de cruzar la frontera, nos enteramos del grave incendio que desde el jueves anterior estaba azotando al Parque Nacional. Si bien algo habíamos oído en El Calafate, no sabíamos aún la gravedad del hecho. 

El fuego lo inició involuntariamente un turista checo al encender un hornillo de cocina, los fuertes vientos avivaron las llamas y como resultado de ello se quemaron 14.000 hectáreas del parque. Un hecho anecdótico, si es que así se lo puede calificar, es que la multa que tuvo que pagar el checo fue de 120 mil pesos chilenos (160 euros), mientras que al estado chileno los gastos de extinción le representaron un millón de pesos diarios (1.330 euros)... por hectárea, o sea más de 18 millones y medio de euros por día. Según escuchamos por radio, la República Checa aportará fondos como compensación por los daños producidos, pero el daño ecológico tardará muchísimos años en subsanarse.      

El miércoles pasamos la noche en Puerto Natales, una pequeña ciudad de 15.000 habitantes y tal vez la que más nos ha gustado y en la que más cómodos nos hemos sentido de las que visitamos en el extremo sur de Chile y Argentina. A diferencia de El Calafate, una pequeña ciudad argentina que funciona exclusivamente de cara al turismo, en Puerto Natales han integrado los turistas a la vida diaria de la gente. Para poner un ejemplo, los negocios (tiendas) no están orientados sólo para los visitantes, uno puede mezclarse con la gente del lugar ya sea en los almacenes de comestibles, cyberacafés, locutorios o restaurantes y esto es así porque los precios no están inflados como en El Calafate, de esta forma la gente local consume en los mismos lugares que los turistas y viceversa.

La capacidad hotelera de Puerto Natales estaba casi al completo debido a que los refugios y las pocas y caras hosterías ubicadas dentro del Parque Nacional de las Torres del Paine permanecían cerradas como consecuencia del incendio. Nos alojamos en el Hospedaje Bulnes situado frente al cuartel de Carabineros, acogedor y con gente muy agradable. El jueves visitamos el Parque Nacional, un lugar  espectacular al que sólo pudimos acceder por el lago Sarmiento debido a que los alrededores de la laguna Amarga y de la laguna Azul estaban cerrados por el incendio. Nos llamó mucho la atención ver animales a los lados de los caminos internos del parque, estaban desorientados y exhaustos, los guanacos no dejaban de pastar a pesar de nuestra presencia mientras que los zorros trataban de esconderse pero sin alejarse del lugar. Vimos también grandes extensiones de vegetación quemada y columnas de humo a lo lejos, todo ello producto del incendio que hasta ese momento los bomberos tenían controlado pero que aún no habían extinguido. 

Regresamos por la noche a Puerto Natales y el viernes nos dirigimos a Punta Arenas, ubicada a 270 kms al sur. Se trata de la ciudad más importante del sur de Chile, cuenta con aproximadamente 150 mil habitantes y es un importante centro económico y pesquero. Visitamos al sur de la ciudad el Fuerte Bulnes, una reconstrucción exacta del primer asentamiento chileno en la zona y utilizado como refugio por piratas y corsarios. A 65 kms al norte de Punta Arenas, en el asentamiento de Seno Otway, tuvimos nuestro primer contacto con los pingüinos magallánicos, un lugar difícil de olvidar no sólo porque uno no tiene la posibilidad de visitar todos los días una pingüinera, sino por el viento de más de 100 kms por hora que allí soplaba. De hecho tanto en Puerto Natales como en Punta Arenas, y especialmente en las Torres del Paine, el viento no dejó de soplar ni un sólo instante, según la radio la velocidad era de 60 kms por hora con ráfagas que llegaban a los 90, pero en la pingüinera casi no podíamos ni caminar...

En Punta Arenas nos alojamos en el Hostal Patagónico de Manolo Parada, un chileno de quien nos llevamos el mejor de los recuerdos. Perseguido por la dictadura de Pinochet, estuvo casi tres años preso en el tristemente famoso penal de isla de Dawson en el extremo sur del país. Su historia es como la de tantos otros miles de chilenos que sufrieron persecución y tortura sólo por pensar diferente, aunque él tiene la suerte de poder contarlo. Vaya nuestro recuerdo y agradecimiento a Manolo, y para quien decida alguna vez conocer Punta Arenas, en la página inicial puse un enlace con su página web.

El domingo dejamos finalmente Punta Arenas. Teníamos dos posibilidades para cruzar el Estrecho de Magallanes y llegar a Tierra del Fuego: por ferry hasta Porvenir (3 horas de viaje), o bien conducir unos 170 kms hacia el noreste para cruzar en balsa por la parte más angosta del estrecho (20 minutos de travesía). Optamos por la segunda alternativa para evitar tener que levantarnos tan temprano, los domingos el ferry sale de Punta Arenas a las nueve y media de la mañana y teníamos que estar una hora antes para embarcar !!! Como hacíamos para levantarnos a las siete y media de la mañana ? Pobre Manolo, pensó que nos habíamos quedado dormidos y nos vino a despertar ...

Llegamos a la una y media del mediodía al cruce del Estrecho y nos encontramos con más de 60 coches delante nuestro, decenas de camiones y autobuses. A partir de las ocho y media de la mañana las balsas salen cada hora y media pero el domingo sólo había salido una con nada más que 20 coches (la capacidad es para unos 50) debido al fuerte viento que soplaba en el Estrecho. Pues nada, que decidimos esperar y al cabo de una hora aparecieron dos ferrys que nos llevaron a Tierra del Fuego en medio de un fuerte oleaje. Había que ver como se movía la barcaza de un lado a otro !!! Desembarcamos y fuimos hasta Porvenir, una pequeña ciudad aunque la más importante de Chile en la isla de Tierra del Fuego y desde allí hasta San Sebastián, en donde cruzamos la frontera para entrar nuevamente en Argentina.  


 



Vistas desde Puerto Natales

Parque Nacional de las Torres del Paine

Torres del Paine

Punta Arenas, zona céntrica

Punta Arenas, Fuerte Bulnes
Parque Nacional de las Torres del Paine Playa Mansa, cerca del Fuerte Bulnes en Punta Arenas

Porvenir, en la isla de Tierra del Fuego. Vista del Estrecho de Magallanes

Pingüinera Seno Otway a 65 kms al norte de Punta Arenas